Psicopedagogía: ¿Cómo ayudar a tu hijo a enfrentar la semana de exámenes?

Si usted recuerda su época en la secundaria o universidad, no tendrá dificultad en rememorar lo estresado que se sentía durante los exámenes finales o parciales. La misma sensación siente su hijo. Incluso, es bastante probable que la exigencia estudiantil que él percibe sea mucho mayor, debido al actual mundo competitivo. Ayudarlo a disminuir su tensión es una pieza clave en su desarrollo.

Las instituciones educativas funcionan bajo un calendario académico bastante pesado. Realizar cinco exámenes en una sola semana, y además tener que presentar la misma cantidad de trabajos prácticos, termina por agotar a cualquier persona, incluso al más responsable e inteligente. No se sorprenda si durante estas fechas su hijo se comporta de manera agresiva, o por el contrario está muy sensible, son consecuencias naturales de sus preocupaciones.

“Los deberes son una presión institucional hacia el alumnado, pueden llegar a bajar la nota”, explica Jesús Salido, presidente de la Confederación de AMPAS Ceapa (España). El estrés académico, también puede producir cuadros severos de depresión, inseguridad y baja autoestima.

Para evitar estos conflictos, el apoyo de los padres es sumamente importante. Ya que sin él, los jóvenes se sienten abandonados en un “bosque de tareas”. Los progenitores siempre deben recordarles las futuras recompensas de su esfuerzo, y por supuesto, decirles lo orgullosos que se sienten de ellos. De esta manera, su motivación aumentará y también su resistencia a la frustración.

Algunos consejos básicos son, prepararles comidas saludables y verificar que las ingieran durante los horarios debidos. Muchos jóvenes dejan de lado sus necesidades básicas al sentirse atareados. Son los padres los responsables de corregir esta conducta equivocada, y recordarles que por sobre todo, su salud es una prioridad. Una mala alimentación impacta directamente  sobre las actividades neuronales.

Por otro lado, es muy importante apoyarlos en su organización. El caos origina un alto grado de tensión y ansiedad, y lamentablemente, algunas personas ignoran este hecho. Enséñele a su hijo a realizar un calendario para la realización de sus tareas, le permitirá acabarlas mucho más rápido.

Por último, pero no menos importante, los padres deben procurar que los estudiantes se recreen. Efectivamente, el estudio es una prioridad, pero las distracciones mesuradas nunca son una mala idea. Por ejemplo, cada dos horas seguidas de estudio, aconséjele descansar por lo menos media hora. Puede salir a caminar, charlar con usted, dormir o ver televisión. Así, la fatiga no disminuirá su productividad.

Con su compañía, la semana de exámenes no será tan dura. La educación siempre debe estar ligada a la tranquilidad emocional, y su intervención será primordial para conseguir este equilibrio.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply