Formando hábitos de estudio para el éxito escolar de sus hijos

Para los padres, el éxito escolar de sus hijos es una de las satisfacciones más grandes que puedan recibir, el saber que sus hijos desde pequeños alcanzan sus metas trazadas los motiva a estimularlos  para seguir fortaleciendo las bases que ya están creadas, pero ¿qué pasa cuando tu hijo no logra un buen rendimiento escolar?, muchos niños no cuentan con un buen hábito de estudio y los padres son parte fundamental en esta etapa´

 Sepa cómo ayudar a sus hijos en la construcción de su éxito.

  • Tiempo exclusivo para estudiar: Una vez ya organizado todo el material con el que se va a trabajar, es fundamental que se cree un horario fijo de estudio diario, durante las horas pactadas para la realización de tareas, deben quedar totalmente prohibido el uso de teléfonos, tablet, televisión y radio, el niño debe entender que estas horas son única y especialmente para sus estudios.
  •  ¿Qué comenzamos a estudiar? Lo primero es realizar los tareas asignadas el mismo día que las dejan, de esta manera se evita acumular demasiados deberes para resolver a última hora, como dice el viejo refrán “ no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, luego pueden comenzar haciendo un rápido repaso de las materias que realizaron  el presente día, dándole un poco más de énfasis a los cursos que están más bajos.
  • Fijar Horarios de Estudio El fijar un horario de estudio diario es fundamental dentro del aprendizaje y la creación de buenos hábitos de estudio, lo recomendable es que este lapso de tiempo sea en la tarde, para muchos es mejor hacer los deberes ni bien llegan a casa, pues aún en su memoria persiste el contenido aprendido en clase,  Además conviene ordenar las tareas de mayor a menor dificultad ya que según vaya pasando el tiempo, estará más cansado y perderá concentración.
  • Buscar el ambiente adecuado Debe ser un lugar donde el niño esté cómodo, preferiblemente dedicado exclusivamente a esta tarea como puede ser un escritorio. No debe haber ruidos ni personas que distraigan su atención.
  • Orden y limpieza: Esto se refiere tanto al lugar de trabajo como al trabajo en sí. El niño debe tener a su alcance todos los materiales que necesite. Y si desde pequeño se acostumbra a presentar los trabajos limpios y con buena letra, estará ganando mucho para el futuro ya que este es un aspecto que los profesores también tienen en cuenta a la hora de valorar un trabajo.
  • Utilizar diversas técnicas de estudio: Las técnicas de estudio se adecúan de manera personal y diferente dependiendo la preferencia y la capacidad de entendimiento de cada niño, ejemplo (cuadros sinópticos, lectura comprensiva resúmenes,  mapas mentales, esquemas.)

 

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
255 8800 / contacto@aletheia.com.pe
 Solicite su Consulta Gratuita
 
Previous Post
Next Post

Leave a Reply