Fobia social en los niños

La fobia social y la timidez son cosas muy diferentes: los niños tímidos pueden llegar a controlar su ansiedad y logran abrirse con las personas que confían, mientras que a los niños con fobia social les resulta imposible controlar el miedo a estar con otras personas.

Muchos padres, comúnmente, cometen el error  de confundir este trastorno con una timidez que pasará a largo plazo. Lo cierto es que este trastorno puede no desaparecer e incluso empeorar. Los niños que no son tratados pueden desarrollar depresión, problemas de aprendizaje, baja autoestima.

Las causas de este trastorno son muy variadas: puede ser el haber sido criado en una familia con padres tímidos y por ende no aprendieron habilidades sociales, experiencias negativas como la burla de sus compañeros, la separación de los padres, maltrato físico o psicológico.

Las características de un niño con fobia social:

–          Timidez severa.

–          Los pequeños no reconocen que sus temores son irracionales.

–          Rechazan totalmente a relacionarse con niños de su edad

–          Síntomas físicos: enrojecimiento, dolor en el abdomen, temblores, taquicardia

–          No participa en clase e incluso se niega a ir al colegio.

–          Sólo hablan con las personas que conocen bien. Con los demás, se mantienen en silencio incluso aunque se dirijan a ellos directamente.

En caso que usted sospeche que su hijo sufre de Fobia Social, es recomendable que se ponga en contacto con un especialista para comenzar con el tratamiento.

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

255 8800/

Solicite su Consulta Gratuita

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply