Cuando los niños no se esfuerzan


El trabajo que realizan los padres día a día para poder sacar adelante a los hijos, darles una educación de calidad, cuidados y alimentación sana, es realizado con tanto esfuerzo para lograr un solo objetivo: La felicidad de los hijos.

Pero, ¿Realmente se dan cuenta de ello? ¿Conocen el significado de esfuerzo o de perseverancia?

Un padre o madre siente que su esfuerzo vale la pena tras recibir el amor y el cariño de su hijo, además de observar unas notas aprobatorias y un buen comportamiento. Pero ¿Qué sucede cuando los hijos no están motivados a estudiar, se lo toman todo a la ligera o no toman consciencia de sus estudios? Es momento de tomar cartas en el asunto.

Puede que los hijos no conozcan el significado de esfuerzo o dedicación, porque mientras van creciendo, van adquiriendo más responsabilidades que requieren mayor nivel de perseverancia y esfuerzo en sus deberes, y al estar mal acostumbrados, dejan de lado sus estudios, sus tareas u obligaciones que hasta pueden jalar el año escolar.

Esta desmotivación, puede ser causada por varios factores psicológicos como el divorcio de los padres, celos entre hermanos, baja autoestima, problemas de seguridad, falta de confianza, poca comunicación familiar, falta de presencia de los padres, etc.

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos sean conscientes del esfuerzo que deben dedicarle a sus estudios?

Comunicación activa en todo momento, explicando que deben agradecer a la vida por tener la oportunidad de tener una escuela a dónde acudir. Hay muchos niños que no tienen la facilidad y que desearían estar en su lugar.

Puedes darle un incentivo cada vez que notes algún esfuerzo por estudiar o sacar alguna buena calificación. Por ejemplo: Si apruebas este año con notas aprobatorias mayores a 15, nos vamos de viaje en vacaciones. De esa manera ella se sentirá motivada.

Demuéstrale tu cariño y amor en todo momento. Coméntale lo feliz que te sentirías si es que vieras un esfuerzo de parte de tu hijo o hija.

– Puedes motivarlo a hacer el mejor de su clase, para conseguir la admiración de los profesores y de sus amigos. Empújalo a que sea el mejor, coméntale que así llegará lejos y que será un niño/a exitoso en la vida.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply