Algunos puntos para mejorar como padres

Para cumplir con todo lo que se ha denominado “buen padre”, no sólo hay que trabajar, dar dinero, ordenar en la casa. Existen una infinidad de actitudes y acciones que llevan a los padres a ser denominados de tal manera.

Compartir tiempo con los hijos

Un buen padre siempre debe buscarse momentos para estar al lado de sus hijos y aprovecharlo al máximo, por ejemplo a la hora de la comida, cuando preparan sus cosas para ir al colegio,  mientras juegan. Siempre va a haber tiempo para estar con ellos. Recuerden que estar presentes en la vida de los chicos es prioritario.

Querer y respetar a la madre

Es importante que exista una buena relación, de preferencia con bastante amor, pero lo que no debe haber son conflictos entre los padres. Tengan por seguro que los pequeños del hogar perciben todo. Por eso a pesar de que las cosas no vayan tan bien, siempre es bueno que reine el respeto.

Estar en las duras y en las maduras

Los niños siempre van a necesitar a un padre que esté presente (aún trabajando lejos) en todo momento, es importante que puedan contar con él hasta para cosas mínimas.

Esta presencia ayuda a al niño a crecer, mejora su autoestima, copian modelos que formarán su personalidad, aunque también necesitan una imagen de autoridad, alguien que pueda decir “sí o “no”, ya que los padres tienen la obligación de poner límites. Lo más importante es que un padre pueda ser amigo, compañero, protector y tener la sabiduría de aceptar sus errores y modificarlos.

Regalar alegría

Para que una persona tenga garantía de una vida feliz, es necesario que desde su infancia lo haya sido, y en eso es fundamental el rol del padre, ya que debe ayudar a que su hijo tenga integridad emocional y buena salud mental. A veces son acciones que parecen insignificantes para uno, por ejemplo: llevar dulces a la casa, planificar paseos, contar chistes, jugar con los hijos. Todas estas acciones para un niño significarán alegría absoluta, con estas cosas buenas se podrán volver más fuertes para afrontar las dificultades que la vida le pueda presentar.

Dar prioridad a sus hijos

Normalmente cuando un padre muestra desinterés en sus hijos, estos se pegan más a la madre, ella se vuelve su refugio. Entonces se puede decir que la principal función de un padre, es ayudar a que su hijo se sienta seguro de sí mismo. ¿Cómo se logra esto? Haciendo que el menor sea importante para el padre, para ello el papá tiene que mostrar amor día a día y sobretodo, siempre darles el primer lugar en sus vidas.

Muy atento de “sus cosas”

Para los hijos es importante que los padres estén preocupados de sus asuntos, así sean serios o banales. Los padres tienen que asistir a reuniones de los colegios, acompañar al médico, estar al tanto de las notas, conocer a los amigos de sus hijos. Desde pequeños se les tiene que acostumbrar a contar sus cosas sin presiones y con respeto.

 

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
255 8800/ contacto@aletheia.com.pe
Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post

Leave a Reply