Tips para superar con éxito el primer año en la universidad

BLOG-13-08-16

Después de meses de sacrificio, de abandonar la vida social, de olvidar los tiempos de recreación y desvelarte constantemente, al fin ingresaste a la universidad… ¿Y ahora qué? Los primeros meses como cachimbo pueden parecer muy difíciles, pero en esta nota hay unos cuantos consejos que puedes tomar en cuenta.

Cambiar los salones del colegio o el cuarto de estudios por las extensas aulas de la universidad, no es nada fácil. Se trata de un procedimiento complejo que pone a prueba la capacidad de adaptación y la madurez cognitiva y emocional de una persona. Las tareas escolares quedaron atrás para dar paso a difíciles proyectos de los cuales depende el éxito futuro.

Es por ello, que algunas personas suelen estresarte o reducir su productividad ante la gran cantidad de presión que sienten sobre ellos. Para nadie es un secreto que el estrés afecta profundamente el rendimiento académico y el estado emocional. Lamentablemente, según encuestas del Instituto Integración, el 58% de los peruanos lo sufre, y gran parte de ellos por cuestiones académicas.

El problema principal radica en el brusco cambio. Ya no existen uniformes, auxiliares, profesores amables que den segundas oportunidades, o padres que puedan ir a la escuela a interceder por uno. Todo depende del estudiante.

Las materias son mucho más complejas y especializadas, las pruebas son constantes y no se limiten a la teoría, y los métodos de estudio varían según el profesor. Pero el miedo o la ansiedad no deben ser limitaciones para esta nueva experiencia. Todo lo que se necesita es determinación y actitud positiva.

Según la profesora Nuria Pedrals, para una entrevista al portal web “Universia”, lo que los estudiantes de centros superiores deben evitar, es replicar sus hábitos escolares. La especialista indica que por lo menos el 50% está acostumbrado a memorizar y apuntar todo sin priorizar lo más relevante. Por ello, hay una gran cantidad de información que no logran retener. Es a partir del tercer trimestre que perciben su error, pero ya no pueden cambiar las notas de los ciclos pasados.

“La mayoría de los novatos, al preguntarles cuántas horas estudian, contestan ‘todo el día’. Pero estudiar -con un método claro y en silencio- no es lo mismo que andar con el cuaderno en la mano mientras se chatea, se ve televisión o se está con los amigos”, resalta Pedrals, quien agrega que definir un horario de estudios y organizarse es primordial.

Por otro lado, es muy importante tomar apuntes, organizar el material de estudios (con fiches, resúmenes, mapas conceptuales, etc.), y no faltar a clases. Una lección perdida podría ser desastrosa durante los exámenes, porque no todo está en las diapositivas. Muchas veces lo que el profesor explica adicionalmente, es lo ingresa en la evaluación final.

También es bueno pedir apoyo. Los grupos de estudio o las asesorías que dictan los docentes son una gran ayuda. Acudir a ellas puede ser la clave para comprender los temas difíciles.

Finalmente, es importante resaltar que desaprobar un examen no significa que todo esté perdido. En la universidad las notas son promediadas, incluso existen modalidades de recalificación, sustitutorios o eliminación de la calificación más baja. Lo importante es cuidar el promedio final. Haz tus cálculos y si no te fue bien al principio, esfuérzate por mejorar en las pruebas con mayor peso porcentual.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply