Cumpleaños. ¿Feliz o Triste?

La fecha de cumpleaños de cualquier persona, es un día especial, feliz y lleno de alegría, donde celebramos un año más de vida. Los niños son los más emocionados, ya que reciben numerosos regalos, los tratan como reyes, todo el día lo pasan abrazando y besando, hacen su fiesta para compartir con todos sus amiguitos, son el centro de atención ¿A qué niño no le gustaría eso?

Lamentablemente, hay algunos padres, cuyo cariño y afecto a sus niños es algo “especial”. ¿En qué aspecto? Son padres que no demuestran eso a sus hijos. Y no es que no lo quieran, sino que es su manera de amar. Son padres fríos, sin afecto, que suelen haberse criado de la misma manera y por tal motivo, no conocen la importancia de dar amor.

Suele pasar, que la mayoría de estos padres son aquellos que siempre están agobiados por su trabajo. Están estresados y muy poco tiempo le dedican a sus hijos, tan sólo pagan a una niñera para que los cuide.

Algunos de estos padres no le toman importancia al cumpleaños de sus hijos, o no lo demuestran. Los niños observan y se dan cuenta de lo que pasa. Mientras que los papás de sus amigos, los recogen del colegio, los llevan a almorzar, les cantan su “HappyBirthday” dentro del aula, el niño de un padre con falta de afecto, recibe un regalo o varios regalos, tienen su fiesta de cumpleaños organizado por una empresa de eventos, asisten sus compañeros pero sus padres al final, porque vienen de trabajar, y tan sólo le dan una palmadita en la espala o un beso en el cachete, etc.

La ilusión de sentirse querido y amado por un día, se desvanece. Afecta su desarrollo emocional, su autoestima y seguridad. Un niño necesita sentirse amado, los regalos no remplazan el cariño, se necesita de la demostración.

Para demostrarle un gran amor en el día de su cumpleaños, no hay nada más importante que apenas se levanta, lo despiertes con un fuerte abrazo y un saludo de cumpleaños. Dile cuánto lo amas y cuánto lo quieres.

Dale un regalo, que sea utilitario, o algún juguete que él haya estado queriendo hace tiempo. Con la intención de que él se dé cuenta que tú lo has escogido, no que la niñera lo haya hecho.

Si debes irte a trabajar, desayuna con él. Él puede elegir lo que quiere comer, sólo por hoy, en ese lapso, convérsale y cuéntale tus experiencias cuando tenías su edad.

A la hora de irte, dile cuánto lo amas, que pensarás en él/ella todo el día, pero que debes irte a trabajar porque es tu responsabilidad. Asegúrale que vendrás lo más pronto posible.

Un cumpleaños, no es un cumpleaños sin una torta. Asegúrate que alguien de la familia lo consiga, en caso de que nadie pueda, de donde sea debes traer una y cantarle su canción, es un simbolismo que representa algo muy significativo para cualquier persona.

 

 

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply