¿Cómo criar hijos más felices eliminando el rencor?

El rencor es un sentimiento negativo y doloroso contra una persona. Los seres humanos lo sienten en algún momento de sus vidas, algunos saben y pueden controlarlo. Es parecido a sentir un enojo profundo que nos lleva a realizar comportamientos y tener actitudes negativas irracionales, ya que son efectuados por impulsos emocionales.

Este sentimiento, es generado por una persona que se ha sentido maltratada, ofendida, o sufrido alguna situación donde su autoestima e integridad se haya visto afectado.

Hay algunos padres que han tenido una crianza difícil, donde han tenido que soportar rabietas y cierto rencor de sus progenitores, eso afecta notablemente en la formación de sus hijos, ya que, inconscientemente, adoptan comportamientos donde pareciera imitar las emociones negativas que vieron en su niñez.

Para evitar transmitir ese rencor a nuestros hijos, es muy importante reconocerlo, saber sus causas y en base a ello, eliminarlo de nuestros corazones:

–          Evitar ser una madre o un padre agresivo y autoritario, ya que en vez de inculcar disciplina en tus hijos, puede que estés inculcando miedo. Y si esa herida no es curada, puede producir niños inseguros, tímidos.

–          Da mucho amor, cariño y afecto. El hijo de cualquier edad necesita de un abrazo, unas palmaditas en la espalda, o un beso en la frente. Si no estás acostumbrado a hacerlo, procura realizarlo. Ellos necesitan saber cuánto los amas y qué tan importante son.

–          Pueden surgir emociones negativas tras la preferencia de un hermano. Hay que evitar a toda costa el favoritismo. Por más que nuestro niño sea el menor y necesita más cuidados, no hay que dejar de lado a su hermanito, porque sus sentimientos son muy vulnerables y cualquier palabra que digas lo afectará. Trata de brindar un cariño equilibrado.

–          Evitar convertirse en un padre “light”, aquellos padres superficiales y banales, cuya importancia es lo material. Toman más importancia a su estatus y diversiones que la buena formación de sus hijos. Los pequeños, en la medida que van creciendo, se dan cuenta y pueden tener dos reacciones: O se convierten en una persona light, o generan sentimientos de rencor y tratan de evitar el contacto con sus padres.

Los padres y madres nos equivocamos, errar es humano, pero recuerda que si eres un buen padre buscarás la manera de emendar dicho error y hacer de cada día, un momento especial para compartir con los hijos y demostrarles cuánto nos importan.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply