Aprendiendo a escribir en casa

Aprender a escribir, al igual que a leer, forma parte de las habilidades que los niños  desarrollan desde una temprana edad. Este aprendizaje suele comenzar generalmente  en torno a los cuatro años y en muchos casos el primer lugar donde ellos empiezan a tener contacto con la escritura es dentro del hogar, para luego ser reforzada y perfeccionada en la escuela bajo la supervisión de sus maestros.

Para los padres es una gran responsabilidad enseñar a los niños a leer y a escribir. En la primera etapa de aprendizaje,  sus hijos deben ser capaces de reconocer las letras visualmente para así poder identificarlas y utilizarlas fácilmente a la hora de redactar o leer algún texto.

 Estos son algunos pasos que se recomiendan:

  • Paciencia

La paciencia es fundamental en los padres a la hora de guiar y enseñar a desarrollar las habilidades de sus hijos por la escritura. Aprender a escribir es un ejercicio que siempre entusiasma a los más pequeños del hogar, pero a la vez es una actividad muy complicada que en algunos casos puede llegar a frustrar al niño. De este punto parte la importancia de las ganas, comprensión y amor que los padres pongan a esta hermosa tarea de educar a los más pequeños de la casa.

  • Enseñarles a dibujar desde pequeños

Una de las bases fundamentales para aprender a escribir es el dibujo. Mediante él, los niños logran poner todos sus pensamientos en una hoja de papel. La escritura es el proceso en el cual se plasma el pensamiento abstracto en algo concreto, visual. Recuerde que escribir no es otra cosa que dar forma a nuestro pensamiento.

Empezar gradualmente por las vocales y consonantes

La escritura se compone de palabras, y éstas de letras, cada una de las cuales representa un sonido. Es primordial ayudarles a comprender que cada sonido se corresponde con una letra distinta. Empezar con las vocales suele resultar un ejercicio  fácil y entretenido. Para posteriormente poder  enseñarles el correcto uso y escritura de las consonantes.

  • Escribiendo por sí solos

El próximo paso es enseñarles a combinar las palabras aprendidas.

Es importante entender que a lo largo de este proceso poco a poco el niño irá escribiendo palabras más complejas, de manera rápida y fluida. En cualquier caso, recuerde que cada niño tiene un ritmo de aprendizaje distinto, cada niño es diferente y por ende algunos desarrollan de manera más temprana esta habilidad, por lo que se debe ser pacientes, sin exigir ni estresarlo durante su proceso de aprendizaje.

 

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
 255 8800 / contacto@aletheia.com.pe
 Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post

Leave a Reply